El expediente Sienkiewicz

Publicado en por Israel

  newmutis

 

 

Hubo un tiempo tardo-ochentero en el que era imposible pasear por la calle sin encontrarse a alguien que maldijera a gritos a Bill Sienkiewicz. Por su rompedor trabajo en Los Nuevos Mutantes, Sienkiewicz se convirtió pronto en el dibujante más odiado por los seguidores españoles del universo marveliano. Como prueba basta repasar los añejos correos del Profesor Loki en los grapados de Forum en los que se publicó por primera vez el arte de Sienkiewicz. Allí la gente ponía a parir al dibujante, pese a los esfuerzos del villano correero por defenderlo. Corrían años en los que sólo se admitían los excesos del gran consentido, Frank Miller. La peña esperaba con ansia lo nuevo de Arthur Adams, Walter Simonson, Alan Davis, John Romita Jr., John Byrne, Barry Windsor-Smith, George Pérez, Todd McFarlane, etcétera, etcétera. Pero Sienkiewicz.... Al pobre incluso le echaban en cara que tuviera un apellido impronunciable. Así, su originalísimo embate marchó siempre acompañado de una encendida polémica que sacudió durante meses el mainstream superheroico. Si te gustaba, corrías el riesgo de convertirte en un marginado para toda la vida, uno de esos raritos que acababan cayendo en los brazos del cómic europeo. Un perdido para la causa, en definitiva. Quia. Por suerte, Panini ha rescatado parte de esa deslumbrante etapa en Hijos de las sombras. El volumen contiene una auténtica joya con guión de Chris Claremont (el Rey de los mutantes que provocó suicidios en masa por su partida de La Patrulla-X): los tres números en los que se desarrolla la saga del Oso-Demonio. Ah, y luego estaban aquellas maravillosas portadas de Sienkiewicz....  

 

 

nuevosmutantes18

                                                                           

 nuevosmutantes19

                                                                           

 

nuevosmutantes20

 

 

  Más: En aquellos Nuevos Mutantes se publicaron varias obras de interés. Me declaro fan total del maravilloso trabajo que hizo en la misma colección Bret Blevins, especialmente en los números del crossover Inferno y en un anual titulado Un mutante en Megalópolis, con guión de la hiperconcienciada Ann Nocenti. Ya se sabe que esta señora siempre ha ido muy en serio. Sin ir más lejos, este álbum (que rebosaba crítica social) incluía agradecimientos a "Ben Bagdikian, Noah Chomsky, Marshall McLuhan, Mark Hetsgaard, Walter Lippman y los demás teóricos de la comunicación". Para que luego digan que los superhéroes son frívolos...   

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post